Tobillo: lesiones de la Sindesmosis

 

Los atletas sufren lesiones de la sindesmosis del tobillo con mucha menor frecuencia que esguinces de esta articulación; sin embargo, las lesiones de la sindesmosis son mucho más difíciles de detectar y de tratar. Las lesiones de grado II, que presentan una inestabilidad oculta, pueden pasar desapercibidas o ser tratadas de forma demasiado conservadora, conduciendo a una diástasis latente, inestabilidad crónica, lesión posterior, cambios artrósicos, dolor crónico, lesiones osteocondrales y otras secuelas….

Así empieza este interesante artículo del JAAOS, sobre una patología del tobillo que por desgracia es infravalorada en muchas ocasiones. Como vereis la radiología ofrece un papel importante en su diagnóstico (sobre todo es clínico en los primeros grados), por lo que no podemos tolerar radiografias mal hechas, sobre todo las que no se ve completamente el espacio tibioperoneoastragalino, evitando que el peroné distal se solape sobre el astrágalo, y eso se consigue haciendo bien las radiografias, consiguiendo que en la proyección AP la distancia de cada uno de los maleolos a la placa sean iguales, es decir que estén en el mismo plano ya que hay muchas variaciones individuales (rotaciones tibiales etc…), aunque la postura de rotación interna de la extremidad parezca exagerada.

Por último, en TODOS los esguinces de tobillo, se debe palpar el TODO el peroné,la membrana interósea y el ligamento tibioperoneo anterior, evidentemente además del resto de las estructuras, haciéndolo evitaremos sorpresas….

 

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks
Esta entrada fue publicada en Artículos, General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *